Jan Solans se proclama campeón del mundo en Gales

jansolans wales3

El pequeño de los hermanos Solans, junto a Mauro Barreiro, ha hecho historia este fin de semana al lograr un hito de enorme importancia: proclamarse campeón del mundo júnior. La dominancia sobre sus rivales ha sido más que evidente, manteniendo, eso sí, una bonita pelea con Tom Kristensson a lo largo del primer ecuador que se resolvería en favor del español tras sufrir el sueco un pinchazo. 

No se le puede poner ningún reproche a la temporada de los dos pilotos. Tras haber demostrado aptitud para competir por los tramos del campeonato mundial, Gales era la última parada antes de resolverse el título en favor de uno u otro. Kristensson llegaba con una ventaga muy pequeña, de apenas un punto, sobre Solans. Era evidente, por tanto, que la copa iría a las manos de quien ganara -o quedara por delante de su rival- en tierras británicas, un escenario ya clásico en la resolución de este tipo de chanzas.

Hasta la duodécima especial, Jan contenía a Kristensson aventajándole en 24 segundos. El arranque del rally fue un tuya-mía, pero pasado el primer cuarto del kilometraje sería el piloto español quien cobraría ventaja. Fue en la especial número 13 cuando el sueco sufría un pinchazo, viéndose obligado a cambiar la rueda y a perder más de tres minutos con el scratch. Aquí se quedaba en tierra de nadie, en un limbo donde el líder, Jan Solans, se marchaba a los tres minutos y donde el tercer clasificado, Sean Johnston, cedía dos minutos con él.

Finalmente, como cabía esperar si no sucedía ningún imprevisto, Jan Solans y Mauro Barreiro vencían este Rally de Gales y se alzaban como campeones del mundo júnior alargando, así, su aún corta pero laureada carrera con un nuevo título, el más importante de sus poco más de veinte años de vida.