El Peugeot 205 Proto de Yacar Racing impresiona en el Rallye de Tierra de Madrid

Alvaro Muñiz Madrid 2018 1

El Campeonato de España de Rallyes sobre Tierra cubría este sábado su última etapa de 2018 con la celebración de la octava prueba del certamen y su base instalada en la localidad madrileña de Villanueva del Pardillo, adonde se desplazaba el equipo Yacar Racing con diversos frentes abiertos.

Sin duda el más interesante para la formación gallega era comprobar las prestaciones del Peugeot 205 Proto con un motor de motocicleta, concretamente de una Suzuki Hayabusa de 1.300 cc, inicialmente concebido para asfalto sobre cuya superficie ya se habían realizado tres pruebas. Al igual que en el Rallye San Froilán y en el Comarca da Ulloa, el piloto coruñés Álvaro Muñiz y su copiloto Javier Martínez iban a ser los encargados de demostrar que es sumamente competitivo, avalado por la experiencia en la construcción de este tipo de coches por la empresa que dirige Perfecto Calviño.

Ya desde el tramo de pruebas, celebrado sobre un corto recorrido muy próximo a la zona de asistencia, se demostró que el coche tenía mucho potencial, por lo que Álvaro Muñiz no tardaba en certificarlo en los dos tramos propuestos en las cercanías de Navalcarnero y un tercero en los terrenos del Ejército en las inmediaciones de la Ciudad de la Imagen de Madrid. Hasta el final del segundo bucle, Muñiz y Martínez estaban clasificados entre los quince mejores y, lo que es más reseñable, haciendo disfrutar a los aficionados con el espectacular pilotaje del coruñés. Sin embargo, un vuelco en el séptimo de los nueve tramos previstos sin mayores consecuencias que daños exteriores le retrasaban en la clasificación, aunque sí demostraba con creces lo competitivo que puede llegar a ser a pesar de contar únicamente con tracción al tren trasero.

Por otra parte también participaban Perfecto Calviño y Antonio Solórzano con el Ford Fiesta R5, pero rompían un palier en el tercer tramo. Una vez reparado en la asistencia de RMC Motorsport, regresaban a la carrera con una penalización en la siguiente sección para cumplir el objetivo de realizar todas las especiales restantes.

Además, hay que reseñar el debut en un rallye del joven piloto madrileño Óscar Palomo inscrito por la Escudería Yacar Racing, quien a lo largo de la temporada ha competido en el Campeonato de España de Autocross con un Yacarcross y que en Madrid realizaba su puesta de largo con tan solo 16 años recién cumplidos, lo que obligaba a la Real Federación Española de Automovilismo a otorgarle un permiso especial. Debido a ello, su copiloto Juan Luis García tenía que conducir en los tramos de enlace al no contar Óscar todavía con el permiso para hacerlo. Sin embargo, su primera participación se trastocaba al romper una rótula de dirección en la primera especial, pero que sería reparada en el Peugeot 208 VTI R2 de Mavisa Sport, lo que le permitía realizar los tres últimos tramos con tiempos sumamente aceptables para su estreno en dicha especialidad.