En M-Sport no se para de trabajar a contrarreloj para alcanzar el nivel de competitividad de los Citroen y parece que para el Rallye de Portugal ya tendrán lista le evolución número 2 del Ford Fiesta WRC.

Desde la nueva normativa, el Ford nunca ha llegado a estar a la altura del coche francés en prestaciones pero con esta nueva evolución confían en ponerse a la par en lo que a rendimiento se supone.

 

Ya en el Rallye de Montecarlo pudimos ver como el coche había cambiado las entradas de aire de su parachoques delantero.

Buenas noticias para Latvala y Solberg que deberían a priori aumentar las posibilidades de éxito a partir de ese rallye.