Si Carlos Sainz en noviembre fue el primer piloto en liderar las primeras pruebas con la nueva arma de la marca alemana en el asfalto, el madrileño volverá a probar, esta vez en la versión definitiva, sobre tierra.

 Una muestra de su gran implicación en el proyecto y la confianza que los responsables son los mismos en sus habilidades.


 

El equipo trabaja sin parar. Después de completar el Rally de Monte Carlo con Kevin Abbring siendo el mejor entre los S2000 al volante del Skoda Fabia S2000 y los grandes tiempos que Sebastien Ogier antes de su accidente, esta semana el francés comenzará las primeras pruebas del Polo WRC definitivo en un circuito.

El modelo utilizado hasta ahora en las sesiones de prueba fue nombrado coche n º 0 y su preparación no estaba al 100% terminada, pero a partir de ahora el trabajo será con el coche que hará su debut en el WRC en 2013, pero no está eliminada la hipótesis de que debute a finales de este año.

Los test de Carlos Sainz Un apretón de manos en esta planta, muy importante, ya que el 80% de los rallyes del mundial se corren en la tierra.

Vía | rally-mania.blogspot.com